jueves, 8 de junio de 2017

MAS ALLÁ DE LA FIESTA POR LOS 300 AÑOS

   
Por Iván Herrera Michel
     

Abundan los festejos por el tercer centenario de la Masonería moderna, y algunas Obediencias los rodearán con la mayor pompa y circunstancia. Invitarán a presidentes, ministros, reyes… y utilizarán mantelería de hilo blanco, cubiertos de plata, cristalería de colección, meseros con guantes blancos, etiquetas rigurosas, Etc..
     
Pero no todo será fastuoso, y una buena cantidad de Masones y Masonas descendientes de aquella veintena de obreros que se reunieron el 24 de junio de 1717 en la Taberna del Ganso y la Parrilla de Londres, se congregarán en diferentes formas y estilos para recordar la historia, reflexionar sobre el presente y pensar un futuro para la Orden. Veremos actos académicos, fiestas de gala, Tenidas especiales, conferencias públicas, publicación de libros e investigadores con nuevas hipótesis.
       

Pero más allá de las fiestas, un hecho real lo constituye el que las unidades Masónicas llegan a su cuarto siglo coligadas, como nunca antes, en asociaciones y circuitos interobedenciales de diversas índoles. Las encontramos organizadas por Ritos, por regiones, por naciones, por continentes, por países, por sexos, por referentes ideológicos, por franjas filosóficas, por Logias Salvajes, Etc.
           
De allí, que más allá del boato, la fiesta y el brillo de las celebraciones, conviene detenerse en los asuntos que están sirviendo de reflexión a sus agrupaciones. Es una buena forma de saber en que ocupamos nuestras especulaciones los Masones de hoy en día. 

             
Por ejemplo, recientemente y al mismo tiempo en Suramérica y África, del 24 al 29 de mayo de 2017, se congregaron las dos organizaciones internacionales de mayor espectro en el mundo, con solo seis horas de diferencia, como indicación inequívoca (casual o causal) de la universalidad que ha ganado la Orden en tres siglos.
      
Por el lado de la masonería adogmática de inspiración liberal, el 56° Coloquio y Asamblea General de CLIPSAS se dio cita en Argentina, y por el lado de la Masonería de disciplina anglosajona, la XV Conferencia Mundial de Grandes Logias Regulares se celebró en Madagascar.
             
Un vistazo rápido, y sin entrar en detalles organizativos y fraternales, a lo que fueron las dos reuniones nos puede brindar pistas para enterarnos de en que anda la Masonería en el pórtico de su cuarto centenario. Veamos:   


1) XV Conferencia Mundial de Grandes Logias Regulares: Se reunió en el Hotel Carlton de Antananarivo, Madagascar, siendo anfitriona la Gran Logia de Madagascar, y congregó a representantes de treinta y cuatro (34) Obediencias masculinas y deístas procedentes de los cinco continentes. Las ponencias se centraron en los "Valores Masónicos para la Equidad Humana y el Desarrollo Sostenible”.
             
2) 56° Coloquio y Asamblea General de CLIPSAS: Se reunió en el Hotel Escala de Buenos Aires, Argentina, siendo anfitriona la Gran Logia Femenina de Argentina, contando con representantes de setenta y siete Obediencias masculinas, mixtas y femeninas de todos los continentes. Las ponencias versaron sobre el tema de “a tres siglos de la Francmasonería Moderna: ¿Qué perspectivas hay de futuro?"
       



  






                           







        
           
            


martes, 2 de mayo de 2017

¿QUE ES CLIPSAS?

             
Iván Herrera Michel
           
CLIPSAS es la sigla por la que se conoce la asociación intercontinental de Grandes Logias más grande y más antigua del planeta. Su nombre deriva de las iniciales en francés de: “Centre de Liaison et D’information des Puissances Maconniques Signataires de L’appel de Strasbourg” (Centro de Enlace e Información de las Potencias Masónicas Firmantes del Llamamiento de Estrasburgo). Y su posicionamiento doctrinal Masónico es liberal.
               
A finales del mes de mayo de este año, se celebrará en Buenos Aires, Argentina, el 56° Coloquio y Asamblea General de CLIPSAS en donde la Gran Logia Femenina de Argentina será la Obediencia anfitriona, y algunos Masones me han pedido que explique en que consiste esta asociación Masónica y cuál es su importancia en el mundo actual.
             
Yo habría de comenzar explicando por qué diez Grandes Logias se reunieron el 21 de enero de 1961, en la histórica ciudad francesa de Estrasburgo, para dirigir al universo Masónico un documento trascendental llamando a restablecer entre los Masones la cadena de unión rota por lamentables decisiones unilaterales, En resumen, CLIPSAS es la materialización asociativa de esa iniciativa de Estrasburgo y voy a intentar mostrar brevemente su deriva histórica y su implantación en el paisaje Masónico contemporáneo.
                  
El pensamiento que impulsa a CLIPSAS nace como respuesta a la ruptura de la cadena de unión universal de la Orden impuesta con el pretexto de una pretendida Regularidad. Entendida – para los efectos de este escrito - como una condición que emana del relacionamiento con la Gran Logia Unida de Inglaterra, que a su vez exige unilateralmente la adopción de una serie de dogmas, tales como la creencia en un ser supremo, la ubicación permanente de un volumen de la ley sagrada en el altar de los votos, la no incorporación de la mujer en igualdad con el hombre a las Logias, etc. De allí lo de la “Libertad de Conciencia” que sirve de lema a la “Unión de Estrasburgo”, como también se conoce a CLIPSAS.
                 
Buscando raíces, se puede afirmar sin lugar a dudas que CLIPSAS es la continuación en el tiempo del espíritu que animó a varias organizaciones Masónicas internacionales que se crearon por reacción contestataria a la agresión que en 1877 la Gran Logia Unida de Inglaterra hiciera al Gran Oriente de Francia.
                  
Ya desde 1889, en el Congreso Internacional de París, la Gran Logia Nacional de España propone la creación de una confederación, idea que es retomada en los Congresos de Anvers de 1894, de La Haya de 1896 y de París de 1900, para finalmente concretarse en el de Génova de 1902 en que se crea el “Bureau International des Relations Masoniques” (BIRM), conformado por veinticinco Grandes Logias de Europa, América Latina y Egipto, reconciliando de paso a la Masonería alemana con la francesa que estaban distanciadas desde la guerra franco prusiana de 1870.
                   
Louis Daly - Presidente de CLIPSAS
La organización inicial es encargada a la Gran Logia Alpina de Suiza, y en el Congreso Internacional de Génova de 1921 el BIRM se convierte en la “Asociación Masónica Internacional” (AMI).
                 
Desde un principio las Masonerías inglesa, escandinava y americana de blancos forman un bloque común contra el BIRM a pesar de que Londres asistió como observador a la reunión de 1913. La división definitiva de la Masonería mundial se concretó finalmente con la publicación unilateral de los 8 puntos de relacionamiento interobedenciales publicados por la Gran Logia Unida de Inglaterra en 1929,
                 
A la AMI se vincula formalmente en 1923 la Gran Logia Nacional de Colombia, con sede en Barranquilla, por gestión personal y directa de su Gran Maestro el R:. H:. Francisco Baena. En esa ocasión se afilió junto con otras Grandes Logias de Colombia, Luxemburgo, Hungría, Alemania, Chile, Yugoslavia, San Salvador, Venezuela, Filipinas, Checoslovaquia y Puerto Rico. En 1940, al comienzo de la Segunda Guerra mundial la AMI estaba integrada por 42 Grandes Logias: 18 en Europa, 1 en Asia, 5 en América del Norte, 7 en centro América y 11 en América del Sur. Es decir, que Latinoamérica era Masónicamente liberal.
               
Posteriormente, las dictaduras europeas y los estragos de la segunda guerra mundial hicieron desaparecer a la mayoría de las Grandes Logias del viejo continente, y la presión que ejerció Londres, junto con sus asociados de Estados Unidos, en Latinoamérica, variaron la región hacia el dogmatismo anglosajón. Debilitada, la AMI clausura sus trabajos en la Convención de París de 1950
                  
El segundo lugar en antigüedad y cobertura en el mundo lo ocupan las “Conferencias Mundiales de Grandes Logias Regulares”, de línea anglosajona, que cuenta con 22 años de existencia a partir de su primera cita en la ciudad de México en 1995. Su ideología Masónica es de inspiración anglosajona y exclusoria.
               
Por otra parte, existen diferencias básicas en los modos de actuar de las dos más grandes organizaciones mundiales. Por un lado, en las Conferencias Mundiales de Grandes Logias Regulares se deben someter a un examen previo todas las ponencias a presentar con el fin de que no sean introducidos temas polémicos a las deliberaciones. Por el contrario, en CLIPSAS las ponencias se presentan sin filtros previos. Igualmente, a los Coloquios de CLIPSAS puede asistir tranquilamente cualquier Masón del mundo sin importar que la Gran Logia a la que pertenezca no sea miembro del “Centro de Enlace”. En las “Conferencias” todos los asistentes deben ser miembro de alguna Gran Logia de las que el grupo entiende como Regular.
                   
La cuestión del respeto a la particularidad de cada Gran Logia también es determinante. CLIPSAS acepta la singularidad de cada Gran Logia, sin imponer ni exigir nada a nadie dentro de la mayor tolerancia mutua. Por su parte, las “Conferencias” se apegan con firmeza a las condiciones impuestas por la Gran Logia Unida de Inglaterra y las exigen a su membresía.
                      
De todos modos, y dentro de sus particulares estilos de trabajo, CLIPSAS y la Conferencias Mundiales en cada cita se preocupan por tratar un tema de actualidad para la humanidad, o de estudiar conjuntamente algún aspecto del devenir Masónico, los cuales son tratados a grandes rasgos desde la perspectiva filantrópica que identifica a la Masonería anglosajona, de reflexión filosófica que distingue a la de Europa continental, o acorde con el discurso social que caracteriza a la latinoamericana.
               
Estas asociaciones de amplia cobertura son importantes en una humanidad globalizada en donde los líderes de la Orden deben tener cabal comprensión de lo que significa ser Masón en un mundo altamente tecnificado y comunicado.
                    
A CLIPSAS le cabe el honor de haberse anticipado a esta tendencia civilizacional y su condición de ser la asociación Masónica de cobertura mundial más grande y vital le impone una función de servicio que no podemos dejar de admirar.
                       
                        

viernes, 31 de marzo de 2017

HISTORIA NO OFICIAL DE LA MASONERÍA 1717 -2017

              
Por Iván Herrera Michel
           

En el mes de marzo de 2017, la Editorial Kier ha puesto en circulación en las librerías argentinas mi más reciente libro, titulado HISTORIA NO OFICIAL DE LA MASONERÍA 1717 -2017. A partir de junio de este mismo año estará disponible en las principales cadenas de librerías de Latinoamérica y de España, así como en las más conocidas plataformas virtuales de ventas, tal como ya se ofrece en MERCADO LIBRE y TEMATICA.COM del país austral.
               
Como un abrebocas del libro, seguidamente trascribo el prólogo escrito por nuestro QH:. Eduardo R. Callaey, quien es hoy por hoy uno de los más respetados investigadores sobre la Masonería en idioma castellano:
     
HISTORIA NO OFICIAL DE LA MASONERÍA 1717 -2017
PRÓLOGO DE EDUARDO R. CALLAEY

Hace tres siglos, en una olvidada taberna de Londres, se produjo un hecho singular que tendría repercusión universal. Un grupo de masones provenientes de varias logias de la ciudad, junto a un puñado de intelectuales y aristócratas, decidió constituirse en asamblea y fundar la primera Gran Logia masónica de la Edad Moderna. Al momento de publicarse este libro se están cumpliendo trescientos años de su aparición en la escena europea. Y más allá de que el establecimiento de esta fecha pueda considerarse arbitrario lo cierto es que goza del consenso general de los masones.
             
A partir de 1717, en menos de veinte años y con una velocidad inusitada, la influencia de la masonería se expandió a toda Europa. Para fines del siglo XVIII ya era un factor de poder dentro de todas las grandes potencias del continente. Fue la punta de lanza del proceso de secularización del espacio cultural europeo. Su acción fue determinante en la emancipación de las colonias americanas, desde el episodio del Motín del Té en Boston hasta las epopeyas libertadoras en la Gran Colombia y el Cono Sur.
                                            
Como ocurre con todas las grandes instituciones de alcance histórico, la masonería encontró rápidamente grandes enemigos, a la vez que se convirtió en una de las herramientas de transformación social más formidables del mundo contemporáneo. De modo que, dicho esto, entenderá el lector por qué resulta importante publicar, al filo de las celebraciones de su tercer centenario, una “Historia No Oficial de la Masonería”.
Eduardo R. Callaey
En todo el orbe se sucederán actos recordatorios de esta fecha, y se repetirán hasta el hartazgo los mismos panegíricos a los que estamos acostumbrados los masones. Por esa razón hay que celebrar la aparición de este libro, escrito por un Hermano de la talla de Iván Herrera Michel, que se ha destacado precisamente por escribir sin medias tintas y plantear de manera directa los grandes desafíos que hoy enfrenta la Orden Masónica.
              
 Si bien el lector encontrará una amplia referencia biográfica al final de la obra, cabe señalar aquí que Herrera Michel es un destacado abogado y escritor colombiano. Se inició en la francmasonería en 1983 y desarrolló una extensa actividad institucional tanto en su país natal, como a nivel continental e internacional. Alcanzó el Grado 33º en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado y ha recibido la Quinta Orden del Rito Francés del Gran Capítulo General del Gran Oriente de Francia, siendo en la actualidad miembro activo, honorario y de número de diversas Logias, Grandes Logias, Supremos Consejos del REAA, Grandes Capítulos del Rito Francés y centros de investigaciones masónicas.
           
Su participación en foros internacionales y muy especialmente su actividad institucional en el Centro de Comunicación e Información de las Potencias firmantes del Llamado de Estrasburgo, en francés Centre de liaison et d’information des puissances maçonniques signataires de l’appel de Strasbourg (CLIPSAS) le ha permitido ser testigo y protagonista de los grandes debates que, en la actualidad, empeñan y desvelan a no pocos masones.
            
Iván Herrera Michel es, además, un prolífico comunicador que comprendió rápidamente la utilidad de las nuevas tecnologías y forma parte de la primera generación de masones que fundaron su propio blog. Su sitio “Pido la Palabra” se encuentra activo desde el año 2008 y esa presencia en la web me permitió conocerlo y conocer sus ideas.  
          
Ya por esos años, desde posiciones claramente diferentes, ambos creíamos en la necesidad de impulsar una nueva literatura que nos sacara de las eternas listas de masones famosos y nos condujera a un análisis de la fraternidad masónica, que bien puede ser considerada como uno de los fenómenos sociológicos más interesantes de nuestra época.
          
Posteriormente tuvo la gentileza de incluirme entre las personas entrevistadas a propósito de su libro El Toque y la Palabra – Diálogos masónicos, en el que vuelca las conversaciones mantenidas con quince masones referentes de la actualidad en nuestra Orden. Eso nos permitió conocernos mejor y estrechar lazos fraternales que no han dejado de fortalecerse desde entonces.
                  
Esta “Historia No Oficial de la Masonería” que hoy presentamos, es una investigación de larga data, que comenzó hace veinte años y que seguramente no se agotará en esta edición. A lo largo de sus ocho capítulos abarca desde la prehistoria masónica hasta la actual vanguardia cuyo principal desafío es crear el futuro. Pero una de las particularidades de este libro es el hecho de que la cronología no es más que un marco en el que el autor vuelca permanentemente sus reflexiones.
                 
En los últimos años se ha sentido un fuerte impulso respecto de la investigación histórica de la masonería. Y si bien esta corriente historiográfica no es nueva –como bien lo señala el autor– ha cobrado vigor a partir del nacimiento de centros académicos en donde podemos confrontar documentación dejando al margen los mitos y las leyendas que son tan habituales en los libros de masonería. Ivan Herrera Michel se sitúa en esa dirección al afirmar que este libro fue escrito con perspectiva histórico-científica, y con esa misma línea de pensamiento muestra el rumbo que ha tomado la Orden en la actualidad, sin esconder ni manipular datos y tendencias...
                  
Cada etapa de la historia de la masonería encierra enigmas, controversias y tabúes. El enfoque propio del que habla el autor se basa en una aguda observación de estos nudos: desde la regularidad hasta las cuestiones de género; desde la tradición hasta la revolución; desde la intimidad del Taller hasta la acción concreta de la masonería en la sociedad. Nada es soslayado.
            
Acostumbrados como estamos a esconder el polvo debajo de la alfombra estoy seguro de que este libro será revelador en muchos aspectos, justamente porque sale de lo reiterativo para hacerse camino en terreno pedregoso: ¿Qué es y que no es la Masonería?  ¿Cuál es su verdadera historia? ¿Cuáles son su filosofía y su deber ser en el mundo actual? ¿Cuál es (o debería ser) el rol interno de la mujer? ¿Hasta dónde llegan sus relaciones con la política y la religión?  ¿Cuál es la legitimidad Masónica del paradigma de la Regularidad? Estas son algunas de las cuestiones que se plantea Herrera Michel a lo largo de su relato histórico.
          
Aquellos interesados en la antigua sociedad de los masones encontrarán en estas páginas un baño de realidad poco habitual en los libros del género. Los Aprendices podrán ampliar su visión de la institución en la que se han iniciado, mientras que todos aquellos que tenemos responsabilidades que atender al interior de la Orden encontraremos numerosas cuestiones que nos quedan pendientes y sobre las que debemos trabajar si pretendemos ser artífices del mundo que viene.
 
Eduardo R. Callaey
         
         
          

miércoles, 1 de marzo de 2017

DE LA COLMENA EN LA MASONERÍA

          
Por Iván Herrera Michel
         
Me pregunta un QH:. Guatemalteco acerca del simbolismo de la Colmena en la Orden, y muy rápidamente le respondo:  
        
En idioma castellano, la palabra “colmena” se refiere tanto a la “habitación natural de las abejas” como al “enjambre que vive en la colmena” (DRAE). Tal como sucede con la palabra “Logia”, que se emplea al igual que para denominar el local en que se celebran las reuniones Masónicas como al grupo de Masones que la conforman. El símbolo viene del siglo XVIII y comúnmente se representa con siete abejas revoloteando alrededor de la colmena recordando que siete es el número mínimo de Masones que se necesitan para que una Logia sea considerada como perfecta.
                   
En clave Masónica la colmena representa básicamente el trabajo y la solidaridad en las Tenidas de la Orden. Y a su vez, la abeja simboliza al Masón industrioso, laborioso, previsor, vigilante, disciplinado, activo, constante en el perfeccionamiento y el bienestar de la Logia y la sociedad. Es decir, que representa un modelo de Masón ordenado hacía un fin trascendente y virtuoso.
             
En un post anterior, reflexionaba acerca de que un Masón es metafóricamente un albañil que construye una obra en una labor individual contenida en una faena colectiva, de allí que el símbolo Masónico por excelencia para figurar el sistema constructivo y fraternal de trabajar los Masones, es el de una Colmena integrada y rodeada por un enjambre de abejas solidarias, laboriosas y organizadas por roles y necesidades funcionales
              
Simbólicamente, al producir la miel, que sería el fruto de su trabajo, el Masón se aparta de las impurezas del consentimiento y genera ideas buenas, útiles y fraternales. Y como la abeja, igualmente genera cordialidad y fecundidad en el trabajo.
                 
La colmena es un antiguo símbolo Masónico que fue proscrito de la Orden en Inglaterra y Gales a partir del nacimiento de la Gran Logia Unida de Inglaterra (GLUI) en 1813. Antes de esa fecha era común encontrarlo en el decorado de las Logias de las islas británicas. De hecho, la más temprana referencia Masónica a la colmena la encontramos en un escrito que se estima de 1731, titulado “A Letter from the Grand Mistress of the Female Free-Masons to Mr. Harding, the Printer”, atribuido al escritor satírico irlandés Jonathan Swift, fundamentalmente conocido por su obra clásica “Los viajes de Gulliver” (1726).
               
La razón de esta supresión inglesa podría encontrarse en que para la época Napoleón Bonaparte había adoptado como emblema personal una abeja para identificarse históricamente con un símbolo merovingio y distanciarse de la dinastía Borbón. En desarrollo de esta decisión, cuando se coronó emperador el 2 de diciembre de 1804 vestía una capa purpura adornada con abejas doradas.
                
Naturalmente, que una GLUI fuertemente comprometida con la realeza y los intereses del imperio británico no deseaba compartir blasón con el imperio francés y eliminó la colmena y la abeja de su simbolismo y decorado, sin importar que la alegoría ya había atravesado el Atlántico y el Canal de la Mancha y arraigado en América y Europa continental en donde todavía se utiliza.
                 
Ha sobrevivido hasta la fecha un ritual del tercer Grado que ya no se usa pero que era utilizado en el siglo XVIII por la Royal Cumberland Lodge No.41, fundada en la ciudad de Bath, Inglaterra, en 1785, que trae el siguiente texto sobre la colmena:
             
"La colmena nos enseña que, habiendo nacidos como seres racionales e inteligentes, también debemos ser trabajadores, y no permanecer ociosos ni mirar con indiferencia apática ni siquiera al más mezquino de nuestros semejantes cuando se encuentre en estado de angustia si está en nuestro poder ayudarlos sin detrimento de nosotros mismos o de nuestros cercanos. La práctica constante de esta virtud se ordena a todos los seres creados, desde el más alto del cielo hasta el más insignificante reptil que se arrastra en el polvo ".
          
Por su parte, el estilo Masónico Preston-Webb de finales del siglo XVIII, que es de donde se origina la versión mayoritariamente practicada en los Estados Unidos, explica la colmena como un símbolo del trabajo y la cooperación, y como advertencia contra la pereza intelectual afirma que “se degrada a sí mismo el que no busca sumar al conocimiento común. Y puede ser considerado como un zángano en la colmena natural, un miembro inútil de la sociedad e indigno de nuestra protección Masónica”.
         
Visto lo anterior, podemos ver en el simbolismo de la colmena, el modelo transversal ideal para todos los métodos Masónicos en uso. Es decir, la interacción simbiótica, estrecha y continua entre Masones pertenecientes a diferentes o similares mapas doctrinales.
               
O, mejor dicho, constatar en su existencia logial el néctar natural e imprescindible de una solidaridad fraternal impregnad de acción. Siempre recordando que, como enseñaban las abuelas, “si a la colmena le va bien a la abeja le va bien”.  
     
             
 

martes, 31 de enero de 2017

DE LOS LEMAS Y LAS DIVISAS EN LA MASONERÍA

          
Por: Iván Herrera Michel
            
Con algo de retraso le ha llegado el turno de la lectura en mi mesita de los pendientes al libro “Aproximación a la Masonería a Través de sus Lemas y Divisas”, del Dr. en Filosofía y Letras José A. Ferrer Benimelli, publicado en junio de 2016 por la Editorial Masónica ( http://www.masonica.es/ ), y no quiero pasarlo por alto sin comentar la singular óptica del autor para analizar la Orden desde los enunciados que ha adoptado en su pluralidad como guías y nortes de sus unidades o para enfocar sus métodos constructivos con diferentes acentos a través del tiempo y el espacio.  
              
De salida, debo reconocer que la antología impresiona por lo extensa y por lo bellamente ilustrada que está con innumerables fotos a colores que le sirven de soporte para mostrar la seriedad de las fuentes y el trabajo investigativo del Dr. Ferrer. Por esta vía, recoge en 400 páginas más de doscientos lemas y divisas que han reemplazado o coexistido con la advocación “A la Gloria del Gran Arquitecto del Universo”; el saludo “Salud - Fuerza - Unión”; y la divisa republicana “Libertad – Igualdad – Fraternidad”, de las que concluye en sus reflexiones finales que son las más usadas.
                  
Incluyendo además abundantes lemas que son habituales en diplomas y certificados, y algunos que ocasionalmente se han hecho figurar en Mandiles de Maestros para evocar virtudes consideradas Masónicas como “Trabajo y Ciencia” y “Sabiduría y Fuerza”, por ejemplo.
            
Con Ferrer Benimelli no siempre estoy de acuerdo. Como, por ejemplo, cuando en el primer párrafo de la introducción afirma que “(La masonería) fue fundada en Londres el año 1717 con una finalidad no operativa material sino ética espiritual”, que es una formula muy del gusto del estilo anglosajón de entender la Masonería pero que no corresponde con lo que la ciencia, la historia y las investigaciones sociales han determinado que sucedió el 24 de junio de ese año en el segundo piso de la “Casa de Ale La Oca y la Parrilla” (Goose and Gridiron Ale House).
                   
De hecho, al libro lo custodia una cierta fragancia anglosajona que no pasa desapercibida y que no se agota en el piadoso “Himno de Apertura y de Clausura de los Trabajos de la Gran Logia de España” con que cierra su contenido, que haría levantar más de una ceja en el resto de la Masonería de ese país. Aunque, a decir verdad, trae algunas joyas interesantes y poco conocidas del sector liberal de la Orden como la “Marsellesa Masónica” y la “Internacional de los Francmasones”.
                    
No obstante lo anterior, y saltando sesgos “regulares”, yo recomiendo vivamente el libro y su lectura detallada, porque ofrece una visión panorámica plural, inigualable y novedosa de la Orden, que muestra, con base en una nutrida bibliografía, no solo mucho de su mapa doctrinal, sino además (y es una ganancia inesperada) de la geopolítica Masónica, de cómo hemos llegado hasta donde estamos y de porque las Grandes Logias y los Supremos Consejos cambian de lemas al conjuro de ideologías adoptadas por dependencia sumisa a la Gran Logia Unida de Inglaterra o bajo la influencia inspiradora del Gran Oriente de Francia, para únicamente mencionar dos fenómenos muy esparcidos sobre la superficie terrestre.  
                   
Dr. José A. Ferrer Benimelli
Para citar un solo ejemplo ilustrativo recogido en el libro (Págs. 214 y 215) sobre los vaivenes doctrinarios internos de la Masonería (y sobre la presión siempre negada que el escocismo ejerce sobre el simbolismo), resalto la manera como la Gran Logia de Cuba en 1904 a instancia del Supremo Consejo de Colón, siguiendo a su vez directrices del “Pacto de Confederación de los Supremos Consejos Regulares” suscrito en el Convento de Lausana de 1875, con el fin de “reconducir ciertas actitudes más o menos politizadas hacia otras más filantrópicas y fraternales” cambió el lema “Libertad – Igualdad – Fraternidad” por el de “Amor Fraternal – Socorro y Verdad” a la usanza de Inglaterra y Estados Unidos.      
            
Como un abreboca de lo que es una provechosa lectura del libro, me permito traer seguidamente a este post el índice de su contenido, tomado del sitio web de la Editorial Masónica en donde se ofrece en venta, advirtiendo que cada lema que se anuncia ofrece una explicación y un análisis.
                 
INDICE
               
INTRODUCCIÓN 17
              
CAPÍTULO I A LA GLORIA DEL GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSO [A.L.G.D.G.A.D.U.] 21
A la Gloria del Sublime Arquitecto de los Mundos. 26 A la Gloria del Sublime Arquitecto del Universo 26 Ad Maiorem Supremi Architecti Gloriam 27 Ad Universi Terrarum Orbis Summi Architecti Gloriam [A.U.T.O.S.A.G.] 27 Universi Terrarum Orbis Summi Architectoris Gloria ab Ingeniis 28 Universi Terrarum Orbis Architectonis ad Gloriam Ingentis 28 Dei Optimi Maximi Universitatis Rerum Fontis ac Originis ad Gloriam 29 Nomine unius summi rerum ab ipso creatarum architecti optimi maximi quorumlibet vere bonorum largitoris 30 En el nombre de Dios. Amén 30 Gloria al Todopoderoso 31 A la Gloria de Dios/Ad Gloriam Dei 31 Gloria a Dios en las alturas/Gloria in Excelsis Deo 31 Adora al Gran Arquitecto del Universo 32 En nombre de la Santa e Indivisible Trinidad 32 Sea salud eterna en Dios 32 Y Dios dijo «Hágase la Luz» y la Luz se hizo 33 Santidad en el Señor/Holiness to the Lord 34 En nombre del Gran Arquitecto del Universo 34 En nombre del Sublime y Gran Arquitecto del Universo 35 En nombre y a la Gloria del Gran Arquitecto del Universo 35 Al Triunfo de la Verdad y al Progreso del Género Humano [A.T.D.L.V.Y.A.P.D.G.H.] 37 Al Progreso de la Humanidad [A.P.D.L.H.] 38 A la Gloria de la Humanidad [A.L.G.D.L.H.] [A. Gl. da Hum.] 39 A la Gloria de la Masonería Universal 40 A la Gloria del Gran Sol de Luz 40
          
CAPÍTULO II SALUD - FUERZA - UNIÓN [S.F.U.] 81
Salud-Estabilidad-Poder [S.E.P.] 86 Salud-Prosperidad-Fuerza [S.P.F.] 87 Salud-Alegría-Prosperidad [S.A.P.] 88 Salud-Unión-Fuerza [S.U.F.] 89 Salud-Firmeza-Poder [S.F.P.] 89 Salud-Contento-Sabiduría [S.C.S.] 90 Salud-Fraternidad-Libertad [S.F.L.] 91 Salud-Fraternidad-Unión [S.F.U.] 91 Salud-Tolerancia-Unión [S.T.U.] 91 Salud-Salud-Salud [S.S.S.] 92 Salud [S.] 93 Greeting 95 Salud-Prosperidad-Fuerza-Paz [S.P.F.P.] 95 Salud-Fuerza-Unión-Caridad-Obediencia [S.F.U.C.O.] 95 Salud-Fuerza-Unión-Lealtad-Ánimo [S.F.U.L.A.] 96 Salud-Fuerza-Unión-Justicia-Humanidad [S.F.U.J.H.] 96 Salud-Fuerza-Unión-Caridad-Fraternidad [S.F.U.C.F. 97 Salud-Prosperidad-Fuerza-Unión-Estabilidad-Alegría-Poder [S.P.F.U.E.A.P.] 98 Salud y Fe Masónica 98 Salud y Fraternidad 99 Salud-Unión-Fusión [S.U.F.] 99 Salud-Salud-Fusión [S.S.F.] 100 Salud-Progreso-Salud [S.P.S.] 100 Salud en el Señor 100 Salud Eterna en Dios 100 Salud sobre todos los puntos del Triángulo con respecto a la Orden 101
               
CAPÍTULO III FUERZA-UNIÓN-SALUD [F.U.S.] UNIÓN-FUERZA-SALUD [U.F.S.] 135
 Fuerza-Unión-Salud [F.U.S] 135 Fuerza-Sabiduría-Belleza [F.S.B.]/Fuerza-Belleza-Sabiduría [F.B.S.] 140 Sabiduría-Fuerza-Belleza [S.F.B.]/Sabiduría-Belleza-Fuerza [S.B.F.] 141 Sabiduría-Fuerza-Unión [S.F.U.] 142 Fuerza-Unión [F.U.] 142 Unión y Fuerza [U.F.] 142 Unión-Fuerza-Salud [U.F.S.] 113 Unión-Silencio-Virtud [U.S.V.] 145 Unión-Tolerancia-Poder [U.T.P.] 146 Unión-Contento-Sabiduría [U.C.S.] 146 Unión-Libertad-Justicia [U.L.J.] 147 Unión-Justicia-Moralidad [U.J.M.] 147 Unión-Progreso-Solidaridad [U.P.S.] 148 La Unión hace la Fuerza/A União faz a Força 148 La Unión es la Fuerza 148
                       
CAPÍTULO IV LIBERTAD-IGUALDAD-FRATERNIDAD [L.I.F.] 165
 Humanidad-Igualdad-Fraternidad [H.I.F.] 167 L.I.F.-A.L.G.D.G.A.D.U. 167 Libertad-Igualdad-Fraternidad [L.I.F.] 169 Libertad-Fraternidad-Igualdad (L.F.I.] 173 Fe-Caridad-Esperanza [F.C.E.] 174 Fe-Esperanza-Caridad [F.E.C.] 175 Caridad-Esperanza-Fe [C.E.F.] 175 Caridad-Trabajo-Genio [C.T.G.] 175 Caridad-Igualdad-Fraternidad [C.I.F.] 176 Libertad-Amistad-Caridad [L.A.C.] 176 Libertad-Justicia-Moralidad [L.J.M.] 176 Libertad-Solidaridad-Justicia [L.S.J.] 177 Ciencia-Justicia-Trabajo-Libertad-Igualdad-Fraternidad [C.J.T.L.I.F.] 177 Ciencia-Libertad-Fraternidad-Solida-ridad [C.L.F.S.] 178 Ciencia-Libertad-Trabajo-Fraterni-dad-Solidaridad [C.L.T.F.S.] 178 Ciencia-Virtud-Constancia [C.V.C.] 179 Ciencia-Conciencia-Virtud [C.C.V.] 179 Trabajo-Ciencia-Sabiduría [T.C.S.] 179 Ciencia-Justicia-Trabajo [C.J.T.] 180
            
CAPÍTULO V OTROS LEMAS Y DIVISAS 207
 Paz-Tolerancia-Verdad [P.T.V.] 207 Lealtad-Estabilidad-Poder [L.E.P.] 208 Moralidad-Justicia-Fraternidad [M.J.F.] 208 Firmeza-Solidaridad-Coraje [F.S.C.] 209 Solidaridad-Autonomía-Prosperidad [S.A.P] 209 Tolerancia-Modestia-Discreción [T.M.D.] 210 Virtud-Ilustración-Humanidad [V.I.H.] / Vivo Amor al Prójimo 210 Abnegación-Virtud-Modestia [A.V.M.] 211 Virtud-Concordia-Firmeza [V.C.F.] 211 Fusión-Unión-Fraternidad [F.U.F.] 212 Independencia-Unidad-Fraternidad de las Naciones [I.U.F.] 212 Amor-Trabajo-Libertad [A.T.L.] 212 Amor-Verdad-Trabajo [A.V.T.] 213 Amor-Honor-Justicia [A.H.J.]/Amor-Honor et Justitia 213 Amor Fraternal-Socorro-Verdad 214 Verdad-Justicia-Trabajo [V.J.T.] 215 Verdad-Fraternidad / Virtud-Beneficencia 216 Trabajo-Ciencia/Sabiduría-Fuerza 217 Con trabajo se consigue todo 217 La Unión es la fuerza/Sin El nada soy/Paso a la Verdad 217 Protección a sus semejantes 218 Todos para uno y uno para todos/Uno para todos, todos para uno 218 Uno para todos/Juntos se fortalecen 220 Juntos resplandecen 220 Pensar bien-Decir bien-Hacer bien 221 Conservemos su frescor 222 Querer-Poder-Saber 222 Paz-Verdad-Justicia 222 Fraternidad-Paz-Buen compañerismo / To the Fraternity, Peace and Good Fellowship 223 Virtud y Coraje 223 A los amigos, todo; a los enemigos, justicia 224 Crezca fecundo 224 La luz brilla en las tinieblas y las tinieblas no la vencieron/The Light Shineth in Darkness and the Darkness comprehendeth it not 224 En el nombre de Jesús de Nazareth levántate y anda/In the name of Jesus of Nazareth rise up and walk 225 Estabilidad-Salud-Poder / Stability-Health-Power 225 Fraternidad-Beneficencia 226 Amar-Ayudar-Instruir 226 Solidaridad Universal 226 Virtud-Ciencia-Humanidad 227
                               
CAPÍTULO VI LEMAS EN LATÍN 253
 Igne natura renovatur integra/Por el fuego se renueva totalmente la naturaleza 254 Ordo ab Chao/Después del caos, el orden 254 Spes mea in Deo est/Mi esperanza está en Dios 255 Vincere aut mori/Vencer o morir 256 Aut vicere aut mori/O vencer o morir 256 Nec Proditor, nec Proditus, Innocens feret/Ni el traidor, ni el traicionado lo llevará sin culpa 257 Deus meumque Ius/Dios y mi derecho 258 Suum cuique Ius/A cada uno su derecho 259 Caritas nos ducet/La Caridad nos guía 260 Pro amore populi-Charitas nos docet/Por amor del pueblo-La Caridad nos enseña 260 Durat cum sanguine virtus avorum/La virtud (o valor) de los antepasados permanece con la sangre (el linaje) 261 Iustitia et Pax osculatus sunt/La justicia y la paz se complementan 262 Virtus nostra salus/La virtud es nuestra salvación 262 Sit Lux et Lux fuit/Que la Luz sea y la Luz fue 262 Fiat Lux/Hágase la Luz 263 Post Tenebras Lux/Después de las tinieblas la luz 264 Post Tenebras Lux est/Después de las tinieblas se hace la Luz 264 Resurgens Tenebras vera Lux dimovet/La verdadera Luz,a l renacer, aleja las tinieblas 264 Lux et Tenebris - Lux et Tenebras - Lux e Tenebris - Lux e Tenebres - Lux ex Tenebris 265 Nosce te ipsum/Conócete a ti mismo 266 Ubi fueris labora pro humanitate-Tende in bonum-Qaereque fratres tuos/Allí donde fueres trabaja por la humanidad-Tiende al bien-Preocúpate por tus hermanos 266 Pro Virtute Praemium/En la Virtud (está) el Premio 266 In Labore Quies/Tranquilidad en el Trabajo 267 Unitas-Charitas-et Amor/Unidad, Caridad y Amor 267 Fides-Spes-Charitas/Fe-Esperanza-Caridad 267 Concordia Fratrum Decus/La Concordia es la honra de los Hermanos 268 Aeterno Foedere Juncti/Juntos en eterna alianza 268 Nec Plus Ultra-Una Tribus ad Unum/Y no más allá-Una sola tribu para uno solo 268 Nec Plus Ultra-Hoc solum modo Honor/Y no más allá-Solamente esto, el honor 269 Hic sapientia fácil pares/Aquí la Sabiduría hace Iguales 269 Sapientia vincit omnia/La Sabiduría vence todo 269 Deo, Regi, Patriaeque fidelis/Fiel a Dios, al Rey y a la Patria 269 Deo-Regi et Patriae/A Dios, el Rey y la Patria 270 Fratrum Reunio Sancta sic Virtus ad Astra/Santa la unión de los hermanos así la virtud que lleva a las estrellas 270 Virtute meruere Lumen/Con la virtud merecieron la luz 270 Non nobis, non nobis, Domine, sed nomine tua da gloriam/No a nosotros, Señor, no a nosotros, sino a tu nombre, da gloria 271 Non nobis, non nobis, Domine, sed nomini tua da gloriam 271 Non nobis, non nobis, Domine, sed Domini tua da gloriam 272 Indefesso Nisu Repellamus Ignorantiam/Con infatigable empeño alejemos la ignorancia 272 Arcanum Scrutatus Cuncta Adeptus/Indagando lo secreto se consigue todo 273 Deo dando perficit/Concediéndolo Dios lo logra 273 Hoc solummodo Honor/In hoc solummodo Honor/En esto solamente el honor 273 Spes mea in Deo est/Mi esperanza está en Dios 274 Pro Deo et Patria/Por Dios y por la Patria 274 Ferro non auro se munient/Con el hierro, no con oro, se protegerán 274 Si fodieris invenies/Si excavas encontrarás 274 Omnia reviverunt natura/Todas las cosas revivieron por su naturaleza 275 Lucem meruere Labore/Merecieron la luz con su esfuerzo 275 In constante Labore Spes/En la fatiga constante esperanza 275 In labore vera voluptas/El trabajo procura la verdadera alegría 276 Super omnia Virtus et Honor/La Virtud y el Honor sobre todo 276 Post mortem resurrexit/Después de muerto resucitó 277 Unitas-Concordia Fratrum/La Unidad (es) la Concordia de los Hermanos 277 Omnes in unum/Todos en uno 277 Unus omnibus/Uno para todos 278 In foedere vis/En la Unión la Fuerza 278 Absque nube pro nobis-Attrahit dulcedo/Sin una nube delante de nosotros-La dulzura atrae 278 Veritas-Concordia-Aequalitas/Verdad-Concordia-Igualdad 279 Virtute et Silentio/Virtud y Silencio 279 Veritas est intus/La verdad está dentro 280 Veritas est in Virtute et Silentio/La Verdad está en la Virtud y el Silencio 280 Proximus ille Deo qui [s]cit ratione tacere/Próximo a Dios el que sabe callar con medida 280 Ex ore tuo te judicabo/Por tu boca te juzgaré 280 In Deo fiducia nostra/En Dios nuestra confianza 281 Deus vult/Dios lo quiere 281 Memento mori/Recuerda que has de morir 282 Vide-Audi-Tace/Audi-Vide-Tace/Oye-Ve-Calla 282 Volo cognoscere veritatem/Quiero conocer la verdad 283 Harmonia vertutibus[sic] socia/La armonía es compañera de las virtudes 283 Pax vobis/La Paz sea con vosotros 283 Diliges amicum tuum sicut te ipsum/Amarás a tu prójimo como a ti mismo 283 Et Tenebrae non eam comprehendunt sed Lux in Oriente apparebit ubi Silentium et Pax regnant/Y las Tinieblas no se apoderaron de ella, sino que la luz aparecía en Oriente donde reinan el Silencio y la Luz 284 Ecce nos relinquimus [sic] omnia et sicuti [sic] sumus te, quid ergo erit nobis?/Nosotros hemos dejado todas las cosas y te hemos seguido, ¿qué recibiremos entonces? 284 Omnibus Unum/Uno para todos 285 Juncti roborantur/Juntos se fortalecen 285 Junctus refulgent/Juntos resplandecen 285 Talia si jungere possis sit tibi scire satis 285 Deo Regi Fratribus Honor Fidelitas Benevolentia 285 Nil nisi clavis deest 285 In nos solum modo honor est/Sólo en nosotros está el honor 286 Omnium virtutum antistes/La que va delante de todas las virtudes 286 Ut mi solut 287 Suis frater fratribus/Hermano para con sus hermanos 287 Ab Illo Lux et Robur/De El la Luz y la Fuerza 288
                
CAPÍTULO VII LEMAS EN EL ESCUDO DE ARMAS DE LA COMPAÑÍA DE MASONES 341
 God is our Guide/Dios es nuestro Guía 343 In the beginning was the Word/En el principio era la Palabra 343 Releif [sic] and Truth/Consuelo y Verdad 343 In the Lord is all our Trust/En el Señor está toda nuestra confianza 344 Fiat Lux et facta est Lux/Hágase la Luz y la Luz se hizo 345 Holiness to the Lord/Santidad para el Señor 346 Kodes La Adonai/Holiness to the Lord-Santificado sea el Señor 348 Audi-Vide-Tace/Oye-Ve-Calla 349
             
APÉNDICE I La Marsellesa masónica 389
          
APÉNDICE II La Internacional de los Francmasones 391
              
APÉNDICE III Himno de Apertura y de Clausura de los Trabajos de la Gran Logia de España 392
               
BIBLIOGRAFÍA 393
 
 
 
 

domingo, 1 de enero de 2017

POR QUÉ CONOCER OTRAS MASONERÍAS TE HACE MAS CONSTRUCTIVO

                
 Por: Iván Herrera Michel
            
Al principio de mi vida Masónica, con mis compañeros de la columna del norte asistíamos a Tenidas en otra Logia de mi Obediencia que practicaba el mismo REAA que mi Taller, pero en la que el Venerable Maestro usaba un sombrero panamá (jipijapa) negro y en otra que visitábamos en Cartagena recitaban el miserere. En lo sucesivo, en un ya algo extenso deambular por los caminos de la Masonería, observé que Oriente tras Oriente, Obediencia tras Obediencia, Logia tras Logia, aquí y allá, y en cada ocasión, había un uso obedencial propio, un uso Logial propio y un uso fraternal propio. Y para rematar, cada Venerable Maestro tenía un estilo propio.
               
No obstante, siempre encontraba Masones y Masonas muy fraternales, estudiosos y con un buen promedio de permanencia en la Orden. O sea que no era cuestión de que estuviesen inventando cosas al compás de las modas, los pareceres y los quereres. Un lugar común consistía en que continuamente se referenciaban con los antiguos usos al explicar lo que para mí era una novedad.
                
Cuando comencé en la Masonería jamás me hubiera imaginado que me atraería esa diversidad, bajo el entendido de que cada diferencia contiene una inspiración adicional para la construcción que me enriquece más que confundirme. Es una diversidad que seguramente fue introduciéndose con poca conciencia de reflejar una nueva modalidad a partir del tronco común de hace tres siglos, ni mucho menos de estar iniciando la historia de una nueva versión.
                 
Mucho después sabría que los Masones que conocen estas diferencias tienen sus propias reglas de cortesía para presentarse y relacionarse, aunque al principio algunos de ellos se hayan estrellado de cabeza contra el muro.
                
En Colombia los Masones hombres no intercambian besos para saludarse como en Francia, pero suelen abrazarse con calidez. Tampoco se tutean sin importar la diferencia de edad, el cargo desempeñado, el Grado, Etc., como en España, y muestra muy mala educación un Masón de treinta años de edad que tutee a otro de setenta, así el joven posea el Grado de Maestro y el viejo de Aprendiz. Los sofocos en ocasiones no se hacen esperar cuando se trasgrede este uso. En Miami supe de una Logia de cubanos que dedican la Tenida en honor a alguien. Algo totalmente inédito en mi país. Tampoco tenemos un Capellán como en Perú, ni el Hermano Experto (Terrible) se viste de monje y usa capirote como en México.
                    
Podríamos seguir mostrando una larga lista de asimetrías, sin siquiera meternos en las inherentes a los diversos Ritos o a las modalidades de signos, toques  y marchas dentro de uno mismo practicados al amparo de diferentes Obediencias, geografías, creencias y concepciones simbólicas físicas y metafísicas. Porque no terminaríamos por ahora.
                
La Logia en donde me inicié hace más de tres décadas orgullosamente no era cosmopolita, ni liberal ni mixta. La definición de progresista consistía en pertenecer al partido liberal colombiano, que en no mucho se diferenciaba del conservador, salvo, como dijo un Obispo, en la hora de ir a misa. Nuestra genealogía estaba volcada y ordenada en parcelas locales “iguales pero distintas”. Nuestros viejos querían parecerse a sus viejos, y aspiraban a que nosotros nos pareciéramos a ellos. Con un mundo que se fue abriendo e intercomunicándose esa forma social de funcionar produjo deserciones y conflictos.   
                          
Para esa época, no había Internet y los libros Masónicos eran más valiosos en la medida en que eran más antiguos. Ahora la red y los textos comprados en plataformas virtuales han variado significativamente el imaginario colectivo interno de la Orden. No obstante, la inercia se defiende siempre, y afirma que las antiguas y nuevas luces a que se tienen acceso ahora, son una iniciativa complicada con una más alta tasa de discusiones innecesarias que genera errores en la observancia de la tradición y los antiguos usos y costumbres.
                            
Pero no pueden evitar que los Masones hablen con otra óptica, sobre todo a la hora de los banquetes, que es
uno de los sitios en donde también se fraguan continuamente en la vida Logial.
                          
El conocer otras Masonerías ofrece libertad a la hora de moldear el propio modo de construirse. Las prioridades ya no están tan apegadas a un uso común. Es como descubrir que la casa en donde se vive tiene un cuarto adicional que no se conocía y es una experiencia actualmente generalizada que muestra la capacidad de empatía del Masón. El conocimiento y las negociaciones sobre las pequeñas diferencias resultan en una mayor conciencia sobre las posibilidades de la Masonería y de sus variadas formas de expresarse. 
                    
Para un Masón el contacto con otras Masonerías no solo es el descubrimiento de otros usos y costumbres desconocidos, sino también el descubrimiento de sí mismo, de sus cualidades y señas de identidad evidenciadas en el contraste con el otro.
              
Es un regalo inigualable, porque permite el doble de luces y el doble de fraternidad. Amplia el horizonte, mejora el análisis y ayuda a respetar a los demás.